Skip to content

Cierre escolar por Covid-19 profundiza la brecha de desigualdad en la educación

Los cierres escolares por la pandemia por la Covid-19 provocaron que se ampliara aún más la brecha de desigualdad y la exclusión de las niñas y niños indígenas, así como de menores migrantes, en la educación de Sinaloa.

Población que, de hecho, es la más vulnerable de todas.

Gustavo Rojas Ayala, director de Mexicanos Primero Sinaloa, expone que la evidencia disponible demuestra que estudiantes en comunidades indígenas, así como aquellos pertenecientes a familias de jornaleros agrícolas migrantes, son quienes enfrentan las condiciones de mayor marginación, exclusión y vulnerabilidad el país (INEE, 2016; INEE, 2017).

De acuerdo con la Encuesta de Hogares ENCOVID19, únicamente 84.8% de los niños en hogares con menores recursos habían seguido sus clases a distancia, dato que contrasta con el 90.7% en hogares de mediano ingreso y 95.1% en hogares de alto ingreso (UNICEF, 2020).

Por otra parte, tan solo en el trimestre mayo-julio del 2020, los niveles de seguridad alimentaria disminuyeron del 27.8% al 21.1 %. Lo anterior, correlaciona con una pérdida de 30% en los ingresos familiares en cuatro de cada diez familias con niñas, niños y jóvenes (UNICEF, 2020).

El director general de Mexicanos Primero Sinaloa informa que se están buscando acercamiento con los candidatos y las alianzas que compiten por posiciones de liderazgo político en la entidad para presentarles un balance de los principales desafíos en materia educativa que enfrentan los sinaloenses y compartirles la importancia de atender la educación como una prioridad.

El reto para los próximos gobernantes es grande y deberán demostrar el compromiso, a través de acciones concretas, como aprobar marcos legislativos y presupuestos suficientes para recuperarnos de este golpe y evitar la catástrofe generacional, considera Rojas Ayala.

Para el caso de las comunidades migrantes, será de gran importancia garantizar la disposición de financiamiento estatal. Hasta 2020, éste permitió operar el Programa de Atención Educativa de la Población Escolar Migrante (PAEPEM), atendiendo un total de 6,217 alumnos y 294 figuras educativas, sin embargo, este programa federal fue eliminado para este año, por lo que nuestro estado, que es el principal receptor de esta población en el país, dejó de percibir más de 12 millones de pesos.

Asimismo, también será importante subsanar los recursos del Programa de Atención a la Diversidad de la Educación Indígena (PADEI) que se dejarán de recibir por parte de la federación para poder seguir atendiendo a la población indígena. Esto implicará mantener el programa con recursos estatales.

La emergencia sanitaria ha privado a muchos niños de los servicios básicos para su desarrollo integral y ampliando aún más las brechas sociales. Gustavo Rojas convoca a evitar juntos una catástrofe generacional y permitirle a Sinaloa mirar hacia el futuro con ambición, optimismo y esperanza, especialmente para las niñas, niños y jóvenes más vulnerables.

Comparte:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Más notas