Esto motivó a directores a reabrir las escuelas - Mexicanos Primero Sinaloa Skip to content

Esto motivó a directores a reabrir las escuelas

El estudio “Regreso, Escuela y Esperanza: Experiencias en los Centros Comunitarios de Aprendizaje en Sinaloa”, realizado por Mexicanos Primero Sinaloa, surge de la necesidad de sistematizar las claves de un proceso de regreso a la escuela que aún es frágil e inestable en muchos países de América Latina

A partir de los hallazgos y conclusiones de este estudio, se contará con una importante referencia para guiar la reapertura voluntaria de escuelas para este el ciclo escolar 2021-2022.

La investigación centra su atención en las experiencias de directores de 10 escuelas que regresaron a la presencialidad como Centros Comunitarios de Aprendizaje ( CCA ) entre el 26 de abril y el 9 de julio de 2021, después de 13 meses de escuelas completamente cerradas.

Entre los principales hallazgos se encuentran las motivaciones para tomar la decisión de “abrir”, que nos da cuenta de cómo se llevaron a cabo los procesos de decisión de apertura.

¿Cómo se decidió reabrir las escuelas?

El proceso que llevaron a las escuelas a decidir abrir sus puertas como CCA se dio en la segunda semana de abril de 2021, fecha en la que los directores propusieron esta opción a los docentes durante el Consejo Técnico Escolar (CTE). Entre los participantes de este espacio, se decidió la reapertura de cada escuela.

Los directores señalaron que la decisión de funcionar como CCA en ningún caso fue unánime. Los principales argumentos para no regresar de forma presencial correspondían a aprehensiones y preocupaciones por cuestiones de índole personales y de salud.

Los directores resolvieron las diferencias de opinión respecto a la reapertura de la escuela optando por un manejo flexible y adaptable, que aceptara aquellos casos de docentes con sentimientos de inseguridad respecto al regreso a la presencialidad.

Las escuelas pudieron establecer qué criterios utilizar para determinar a qué estudiantes atender. Las escuelas priorizaron a aquellos estudiantes caracterizados por un bajo desempeño escolar; a quienes tenían una nula o intermitente comunicación con la escuela, así como aquellos que no contaban con las herramientas ni recursos para trabajar a distancia.

Factores motivadores de la decisión de abrir un CCA

La principal motivación para decidir la apertura de los CCA fue la preocupación por sus alumnos desvinculados de la escuela o con un evidente bajo nivel de aprendizaje. Respecto a los estudiantes con quienes no se tuvo contacto, algunos directores señalan haber implementado estrategias para contactar a las familias, buscando personalmente a los alumnos en sus hogares. Sin embargo, señalan que esto no fue suficiente para que éstos regresaran a la escuela.

En general, la dificultad para contar con información de calidad respecto a la situación de los estudiantes fue un reto recurrente. Ésta, a su vez, se vio fuertemente vinculada a la imposibilidad de mantener comunicación sostenida con algunos alumnos por vías digitales. Tal limitación llevó a algunos docentes y directivos a realizar visitas domiciliarias a los estudiantes

Las limitadas condiciones tecnológicas y digitales en los hogares fueron otra razón considerada por los directores para la implementación de los CCA.

De igual manera, otro factor motivador de la decisión de abrir los CCA es el compromiso ético y profesional.

“El esfuerzo vale la pena porque de aquí a unos 10 o 15 años nos tomaremos un café con esos alumnos que atendimos y ellos recordarán lo que vivimos y que ellos fueron el resultado de esa crisis y lo superamos todos juntos”. -Emilio R.

Profesor de telesecundaria

Comparte:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Más notas