Skip to content

Opinión

Presupuesto 2024: La infraestructura escolar y el derecho a la educación
12/diciembre/2023
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Gustavo Rojas Mexicanos Primero
Gustavo Rojas
Director general de Mexicanos Primero Sinaloa

La infraestructura escolar forma parte de las condiciones básicas fundamentales para garantizar el derecho a aprender. Los inmuebles que alojan escuelas han de ofrecer instalaciones y servicios que permitan el desarrollo del servicio educativo en condiciones de dignidad, seguridad y bienestar.

Como espacio físico, la escuela desempeña un papel preponderante en el contexto que se desarrollan los aprendizajes. Esto se debe a que es el ambiente en el cual ocurren las interacciones entre los docentes y los estudiantes, se desarrollan los contenidos pedagógicos, se forma identidad y en donde los alumnos se desarrollan socialmente.

Garantizar que las y los estudiantes tengan condiciones dignas se sustenta en distintos marcos normativos. El artículo tercero de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos señala: “Los planteles educativos constituyen un espacio fundamental para el proceso de enseñanza aprendizaje. El Estado garantizará que los materiales didácticos, la infraestructura educativa, su mantenimiento y las condiciones del entorno, sean idóneos y contribuyan a los fines de la educación”.

Por su parte el artículo 119 de la Ley General de Educación plantea: “Los muebles e inmuebles destinados a la educación impartida por el Estado y los particulares con autorización o con reconocimiento de validez oficial de estudios, así como los servicios e instalaciones necesarios para proporcionar educación, forman parte del Sistema Educativo Nacional. Dichos muebles e inmuebles deberán cumplir con los requisitos de calidad, seguridad, funcionalidad, oportunidad, equidad, sustentabilidad, resiliencia, pertinencia, integralidad, accesibilidad, inclusividad e higiene, incorporando los beneficios del desarrollo de la ciencia y la innovación tecnológica, para proporcionar educación de excelencia, con equidad e inclusión, conforme a los lineamientos que para tal efecto emita la Secretaría”.

Aunado a lo anterior, el componente de infraestructura forma parte de los principios y orientaciones pedagógicas para construir la Nueva Escuela Mexicana (NEM) al ser una de sus condiciones y líneas de acción permanentes. Al respecto se señala: “La NEM cuenta con una infraestructura adecuada para promover el aprendizaje de niñas, niños, adolescentes y jóvenes, en un espacio seguro con ambientes propicios en el que se vive una cultura de paz. Asimismo, permite la promoción del deporte, la música, actividades artísticas, cívicas y socioculturales, entre otras […] La NEM tiene el equipamiento adecuado, funcional y suficiente para un aprendizaje colaborativo, desde aulas y mobiliario, laboratorios, bibliotecas y espacios de esparcimiento […]

Esta semana, el tema de la infraestructura educativa ha sido puesto en la agenda a raíz de diversas irregularidades en el proceso de utilización del recurso público etiquetado para dicho fin. A través del incumplimiento de las regulaciones que buscan asegurar el buen uso del presupuesto, se agrava la situación en escuelas que ya padecen una situación precaria.

Según datos del 2022, en Sinaloa un total de 22.5% de planteles de educación básica carecen de sanitarios. 20.3% no cuenta con agua potable; 19.5% no tiene lavamanos y un 8.6% opera sin electricidad. A esto, falta añadir los efectos en las condiciones materiales de las escuelas que dejó el huracán Norma, la falta de disponibilidad de aires acondicionados, y la gran vulnerabilidad de las escuelas frente a fenómenos recurrentes como inundaciones.

Una conclusión importante de la investigación y rueda de prensa de Iniciativa Sinaloa que puso este tema en la agenda que el manejo de la infraestructura hecho a la conveniencia de la autoridad, del constructor, pero no ajustada a las necesidades educativas. Esto, explica una parte de por qué las escuelas no tienen una mejor infraestructura. La otra parte es la falta de voluntad o incapacidad de las autoridades educativas estatales de generar un plan a largo plazo, basado en un diagnóstico integral de las necesidades de los planteles en el estado. Tema que Mexicanos Primero Sinaloa tomará como prioridad durante el 2024.

Fuente: https://revistaespejo.com/reflexiones/la-infraestructura-escolar-y-el-derecho-a-la-educacion/#:~:text=La%20infraestructura%20escolar%20forma%20parte,de%20dignidad%2C%20seguridad%20y%20bienestar

También te recomendamos

Ángel Leyva

La educación a ciegas
Angel Leyva

Daniel Rodríguez

Los cimientos para un futuro alentador: la urgencia de una educación temprana para todos
Daniel Rodriguez

Ángel Leyva

Expectativas para el nuevo titular de la SEPyC
Angel Leyva

Gustavo Rojas

¿Cómo elegir a quien liderará un sistema educativo?
Gustavo Rojas Mexicanos Primero

Gustavo Rojas

Balance educativo: La gestión de Graciela Domínguez Nava
Gustavo Rojas Mexicanos Primero

Gustavo Rojas

Elecciones, educación y futuro
Gustavo Rojas Mexicanos Primero

Ángel Leyva

Prioridades y retos para Mexicanos Primero Sinaloa en 2024
Angel Leyva

Daniel Rodríguez

Análisis del presupuesto educativo de Sinaloa 2024
Daniel Rodriguez